8 razones por las que deberías emprender

Si estás pensando en emprender y sientes temor de hacerlo, con esta lista de razones que te traigo hoy, te darás cuenta que este es un camino que siempre vale la pena tomar y que de seguro te va a llenar de satisfacción e historias por contar. 

La primera razón que debe servirte como impulso a la hora de emprender es:

Libertad del tiempo 

Si has tenido la oportunidad de ser empleado, te habrás dado cuenta de lo importante que es tener control sobre el tiempo, pues siempre has estado limitado a cumplir con horarios que te quitan libertad. 

Emprender te permite dedicar más tiempo a  ti mismo, ir al gimnasio, cocinar en casa, iniciar nuevos hábitos o asistir a eventos que son importantes para tu proceso de crecimiento.  Todo esto sin interrumpir tu flujo de trabajo y sin disminuir tu productividad. 

Sin embargo, hay algo que debes tener en cuenta, y es que para tener libertad de tiempo, es importante tener disciplina y mantener un control de las tareas que tienes por desarrollar, de esta manera te verás menos tentado a usar tu tiempo en actividades que no son tan significativas. 

El tiempo, se va más rápido cuando haces algo que realmente te apasiona, y esta es otra de las razones por las cuales deberías emprender:

Trabajar en algo que realmente te gusta 

Al elegir tu carrera profesional, en muchas ocasiones, no lo haces pensando en lo que más te gusta, sino en lo que mayor dinero te va a generar. Este es el primer obstáculo que debes vencer. 

Emprender es tu oportunidad de hacer lo que te gusta y en lo que eres bueno, si eres bueno en artes, puedes pensar en una galería o en sacar una línea de cuadros que puedas vender, explotar esta idea y convertirla en negocio es lo que te hará verdaderamente feliz. 

Hay algo que debes tener en cuenta, y es que no importa cuántas veces lo intentes, lo importante es probar diferentes opciones y esto te dará la experiencia que necesitas para ser exitoso y monetizar la pasión que generaste. 

Lo anterior, te permite entonces conocer la tercera razón que debe motivarte a emprender: 

Creas una historia para contar 

Cada experiencia es una nueva historia y un nuevo aprendizaje, esto te permite relacionarte con un número mayor de personas y conocer diferentes facetas de los negocios. 

Los errores que cometes en el camino serán tu base para crecer y para convertirte en lo que serás en un futuro. Cada error es un nuevo aprendizaje y cada aprendizaje te hará mejor de lo que pensaste que pudiste ser. 

Este camino de aciertos y desaciertos, es tu punto de partida para que te empieces a ver de una forma diferente. Y es aquí donde llegamos a la cuarta razón para emprender: 

Te sientes orgulloso de ti mismo 

Un emprendimiento es tu oportunidad de demostrarte a ti mismo lo que eres capaz de hacer y hasta dónde podrías llegar. Esta sensación te genera satisfacción y es el impulso que necesitas para continuar. 

Cada logro que alcanzas y cada obstáculo que vences, es un impulso para seguir. Si esto lo sumas a las motivaciones que tienes para alcanzar cada propósito, te vuelves imparable. 

Por eso, pensar en los que vienen después de ti, en el ejemplo que dejas a los demás es nuestra quinta razón a la hora de emprender: 

Dejas un legado 

Tu familia siempre es un motivo que te impulsa y que te llena de fuerza, por eso, generalmente cada paso que das lo haces pensando en su bienestar y en su tranquilidad. Un emprendimiento bien construido y con una base de sólida, es el sinonimo perfecto de durabilidad y de trabajo en equipo.

Haz que los tuyos se enamoren de lo que haces, no temas mostrarles los motivos que te impulsaron a hacer realidad este proyecto y muéstrate frágil en los momentos adversos. Así harás que cada persona que esté cerca a ti sienta las ganas de ayudarte a llegar siempre más lejos. 

La sexta razón, irá un poco en contra de la educación que de seguro has recibido hasta ahora, pero es un mito que debes romper, 

Un empleo fijo no es garantía de estabilidad

Nos han enseñado que emprender es un riesgo, que lo ideal es tener un trabajo estable que te genere ingresos fijos mensuales, que esto es lo que asegurará tu futuro y te permitirá vivir de una mejor manera. 

Tener seguridad laboral es sinónimo de trabajar toda tu vida por cumplir los sueños de alguien más, pero ¿quién trabajará por los tuyos?. Cualquier día el trabajo que tienes puede quebrar y tú serás despedido de tu puesto de trabajo. De tu emprendimiento, nadie podrá despedirte y si este empieza a caerse, tú con todas las ganas del mundo volverás a levantarte. 

Pensar en el otro también hace parte de cualquier proceso de emprendimiento, el impacto que tiene tu idea es lo que marcará la diferencia. Acabas de llegar a la séptima razón que te impulsará a emprender: 

Estás haciendo algo que aporta a la humanidad 

Más allá de todas las razones anteriores, uno de los principales motivos de emprender es cambiar vidas ¿cómo? a partir de lo que ofreces estás haciendo que la vida de alguien más se vea impactada positivamente. 

Pregúntate a ti mismo de qué manera el emprendimiento que tienes en tu cabeza, o que estás llevando a la acción, mejora la vida de la humanidad o cambia la realidad de un grupo de personas. Cuando logras que esto suceda, estás haciendo historia. 

Finalmente has llegado a la octava razón, que de seguro es lo que has querido escuchar desde el principio:

Obtienes independencia financiera 

En un empleo, es muy difícil que te paguen el dinero que necesitas para comprar todo lo que quieres. El emprendimiento rompe con la barrera de los límites mensuales del dinero, porque puedes establecer la meta que necesitas y trabajar en pro de alcanzar tu objetivo. 

Por ejemplo, si para comprar la casa que quieres necesitas 16,000 dólares mensuales, puedes establecer la cantidad de ventas que requieres para que esta meta se cumpla. Supón que cada producto que ofreces tiene un costo de 1,000 dólares, tu meta mensual es lograr que mínimo 16 personas hagan la compra. 

El emprendimiento te permite apalancarte de otras personas que te ayudarán a alcanzar tus metas y esto te va a permitir alcanzar la independencia financiera. En un empleo normal, difícilmente podrás generar este tipo de estrategias, pues siempre estarás limitado a un mismo pago al que debes adaptar tu vida. 

¿Por qué algunas personas no emprenden? 

Hay una base de la que debemos partir, y es que no todas las personas nacieron para ser emprendedores. Sin embargo, en los últimos años me he dado cuenta que las personas tienen un deseo de emprender y de llevar algo que los apasiona a la construcción de un negocio, y no lo hacen por miedo. 

El miedo es el mayor temor al emprender, porque la formación que has recibido no ha estado enfocada a ser emprendedores y sus favorabilidades, sino que te han enseñado a cumplir un horario y a seguir órdenes. 

Puedo decirte que hoy cuentas con una herramienta que te puede facilitar mucho este proceso: internet. Las respuestas que necesitas, la información que te hace falta está a tu alcance y puedes usarla en el momento que la necesites. 

Otro obstáculo que suele impedir en el momento de crear un emprendimiento es el tiempo. Con esta excusa estoy en completo desacuerdo, porque tú al igual que cualquier otro emprendedor en el mundo, dispones de 24 horas para sacar adelante el proyecto que tienes en mente. 

Por eso, para finalizar, te invito a hacer un ejercicio que cambiará tu vida y tu manera de utilizar el tiempo: durante una semana, escribe cada una de las actividades que realizas, sin omitir ninguna y el tiempo que tardas en su ejecución. 

Si saliste a bailar, si leíste, si dormiste o si estabas en la oficina: ¡escríbelo!, luego, tómate el tiempo de analizar esta información y define del tiempo que utilizaste, ¿cuál fue desperdiciado o pudiste emplear en algo más productivo como la idea de negocio que tienes en mente? 

Ahora que eres un poco más consciente de tu rutina diaria y de tu forma de usar el tiempo, ¿crees que puedes sacar adelante tu emprendimiento? 

Sé que en este momento es oportuno rodearte de un equipo de trabajo que te incentive y te lleve hasta el lugar donde quieres estar, por eso, puedes agendar una asesoría personalizada que te permitirá traer a la realidad todo lo que hoy solo ves como una posibilidad. 

Agenda una asesoría personalizada para tu emprendimiento 

Recuerda que emprender es un proceso y que para que cualquier proceso sea exitoso, requiere de disciplina. No pienses en lo que tienes que dejar a un lado para emprender, piensa en lo que podrás conseguir apenas llegues al lugar en el que sueñas estar. 

 

Dejar un comentario

Ir arriba