Miedo al fracaso

¿Por qué fallar te ayuda a vender más en tu negocio?

Falla y fracasar son dos cosas que jamás quisieras que sucedieran en tu negocio, sin embargo, afrontar situaciones difíciles es algo a lo que te enfrentarás día a día. Pensando en esto, hoy decidí hablarte sobre la importancia de fallar y fracasar lo más pronto posible en tu emprendimiento.

Desde pequeños nos han enseñado que debemos evitar al máximo fracasar en algo negativo. Desde que tenemos memoria, nos han hecho sentir mal por perder o fallar en algo, piensa por ejemplo en esas evaluaciones que perdiste cuando eras niño y la reacción que tomaron tus padres frente a esta situación. Te sentiste culpable, ¿verdad?

 

Fracasa más

Los años y la experiencia que he adquirido en el mundo del emprendimiento, me han hecho cambiar esta mentalidad, pues hoy me atrevo a decirte con total certeza que el fracaso es lo que deberías estar buscando y que deberías tratar de hacerlo lo más rápido que puedas.

Esta nueva percepción la pude aprender durante una capacitación con el equipo de Google, en donde su filosofía se centraba básicamente en fracasar rápido y más constantemente (más veces), pues a medida que fracasas, y contrario a lo que has pensado hasta ahora, cuando fallas estás aprendiendo más rápidamente.

Piensa en la cantidad de veces que has fracasado hasta ahora, ¿han sido oportunidades para aprender y perfeccionar tus productos o servicios? Ese es el verdadero punto, cuando algo no sale bien, pero tú decides verlo de manera positiva, tienes la oportunidad de crear productos más exitosos, completos y realmente competitivos.

 

Sé como Google

De seguro tú también eres de los que piensan que el buscador de Google fue un invento exitoso que salió a la primera. Pero no es así, lo primero que debes tener en cuenta es que ningún invento se vuelve exitoso de un día para otro, de hecho, cuando estudias sobre emprendimiento, te das cuenta que para tener un producto exitoso, primero debiste cometer cientos de errores y crear productos desatinados.

Al decirte que seas como Google, hacemos referencia directa a que tengas la capacidad de transformar los malos momentos o los fracasos en oportunidades que te ayuden a crecer y a reinventarte.

 

¿Cómo no tener miedo a fracasar?

Lo primero que debes borrar de tu mente es la palabra miedo, para poder fracasar y aprender de ello, tienes que tomar decisiones con seguridad, sin pensar en que todo saldrá o muy bien o muy mal.

Así que, si tu mayor objetivo es montar tu propio negocio y no lo haces por miedo, deja este miedo atrás y lánzate a intentarlo, sigue tu instinto y haz realidad ese sueño que no te has atrevido a hacer realidad.

Tomas Alba Edison, inventor de la bombilla dijo alguna vez, que él no había fracasado al trabajar en su experimento de la bombilla, que lo que había aprendido eran múltiples formas de cómo no hacerla, para llegar por fin al paso a paso que le permitiría realizarla correctamente.

¿Ves cómo todo depende de tu percepción?

Mi recomendación es que no le huyas al fracaso, todo lo contrario, trata de llegar a él lo más rápido posible y así podrás alcanzar el éxito más rápidamente.

 

Dejar un comentario

Ir arriba