¿Qué significa no tener tiempo? 

Una de las excusas que más escucho de las personas sobre por qué no pueden emprender es la falta de tiempo tiempo. Esto me ha llevado a sacar una conclusión que de seguro te será muy útil en tu formación y es que la cuestión real no es la falta tiempo, pues todos contamos con las mismas horas al día, el problema real es que no organizas bien tu tiempo para cumplir con todo lo que debes. 

Antes de tener conciencia sobre esto, yo también usé la misma excusa, argumentando y tratando de convencerme a mí mismo que no realizaba actividad física porque no tenía tiempo. Esto cambió cuando me di cuenta que el problema no era no tener tiempo, sino no tener dentro de mis prioridades hacer actividad física. 

¿Te das cuenta cómo cambia el sentido del tiempo cuando somos conscientes de lo que realmente significa? 

¿Cómo eliminar el “no tengo tiempo” de mi día a día? 

  • Prioriza, si quieres emprender y este es tu mayor objetivo, tu excusa no puede ser no tener tiempo, si quieres cambiar tu realidad, debes cambiar tus hábitos. 
  • Piensa en la cantidad de minutos que inviertes en ver una novela o una serie y trata de definir si este tiempo no te serviría para estar más cerca de la meta que quieres lograr y del logro que quieres alcanzar. Debes reemplazar las series y las fiestas por más tiempo para alcanzar tu propósito. 
  • Dedica por lo menos una hora al día para dar un paso adelante en tus metas y propósitos, todos los días solo una hora, y vas a notar cómo los resultados van llegando poco a poco y cómo el tiempo que invertías antes en cosas que no te aportan tanto, ahora lo inviertes sin esfuerzo en ese sueño que empiezas a construir. 

“No es cuestión de tiempo, es cuestión de prioridades”

¿Estás convencido de que quieres hacer cambios en tu vida? 

Hay una pregunta que debes hacerte antes de empezar con ese proyecto que tienes en mente:  ¿estás dispuesto a hacer algunos cambios y salir de tu zona de confort? Darle el sí a esta pregunta es lo que te permitirá alcanzar lo que te propones. Porque las cosas no llegan solas, debes trabajar fuertemente por ellas. 

Si quieres tener tu propio negocio debes empezar a invertirle horas: 

  • De estudio, 
  • de trabajo,
  • de relacionamiento. 

No temas invertir los fines de semana en tu emprendimiento, con el tiempo cada uno de estos esfuerzos se verán reflejados. El verdadero secreto está en amar lo que haces, porque si es así, no sentirás obligación al hacerlo si no verdadera satisfacción. 

En este momento, me gustaría invitarte a que te tomaras el tiempo de conocer los motivos por los cuales deberías emprender, así tendrás suficientes razones para no dejar en el olvido esa idea que hoy te causa ilusión. 

Lee aquí el artículo completo

Escucha aquí el podcast 

Si estás seguro de que ese proyecto es lo que en realidad quieres hacer por tu vida, hay dos cosas que debes hacer: creer con fuerza en él y ponerlo como una prioridad en tu vida. Cuando estas dos cosas suceden, serás imparable. 

 

Dejar un comentario

Ir arriba